El banquero galo reitera que los precios, afectados sobre todo por la evolución de las materias primas, seguirán "temporalmente negativos en los próximos meses antes de volver a subir". Trichet reconoce que los préstamos a familias y empresas siguen sin fluir con agilidad, pero confía en que las medidas acometidas por el BCE ayudarán a incrementar el ritmo. Trichet se compromete a seguir apoyando "el consumo de los hogares" y recuerda que las medidas de política monetaria se trasladan a la economía real con retardo.