Cuando el BCE sólo intentaba inyectar mayor certidumbre a los mercados, el efecto producido ha sido el absolutamente contrario: crack en Europa, todos los mercados en rojo. Nuestro selectivo no sólo ha perdido el soporte de los 9.000 puntos, sino que se olvida al cierre de la sesión incluso de los 8.700. La prima de riesgo ha vuelto a escalar hasta los 400 puntos, mientras el par euro/dólar resiste en el 1,42.

Todavía quedará algún inversor con la boca abierta tras las dos últimas horas de negociación en el Ibex 35. Nuestro selectivo abría la mañana dándose la vuelta como es costumbre en las últimas jornadas y ha sido tras el discurso del presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, cuando ha empezado un desplome que parecía no tener freno y que ha superado pérdidas del 4,2%. Finalmente, ha contenido la caída hasta el 3,89% y se coloca en los 8.686 puntos. Tan fatídica ha sido la jornada que el valor mejor parado de todos es BME con un recorte del 1,18%.


Gráfico Diario Ibex 35 (discurso Trichet iniciado a las 14:30h)

Fuente: INFOBOLSA


El anuncio del BCE sobre el mantenimiento de tipos de interés en el 1,5%, al menos, durante el próximo mes ha sido recibido con pérdida por parte de las bolsas, no sólo en Europa, sino también en Estados Unidos donde a esta hora el Dow Jones se deja más dos puntos porcentuales. De vuelta a casa, Mediaset registra unas pérdidas del 8,32% y cierra en los 5,45 euros, seguido del gigante de aeropuertos IAG con un recorte superior al 7%.

Repsol YPF, también en la cabeza de las pérdidas, pierde más de 5,7%, hasta los 19,38 euros, aunque hoy los ojos estaban puestos como es lógico sobre el sector bancario. Nuestros dos grandes, BBVA y Santander sufren recortes de más de un 4%, 4,12% para la entidad presidida por Francisco González; de algo más, un 4,43% para el imperio Botín, y se olvidan de regresar a la lucha siquiera por los 7 euros.

Dentro de las plazas europeas, el Eurostoxx 50 es el que mejor ha sabido llevar las palabras de Trichet, pues cede tan sólo un 0,66% hasta colocarse en los 2.481 puntos. Ligeramente por encima el Dax germano, un 0,86% abajo, en los 6.580 puntos; mientras que su homólogo galo, el Cac 40 cierra con pérdidas del 3,90%, por encima, incluso, del Ibex 35.

Muy mala jornada, por tanto, para España, que cierra no sólo con un mercado por los suelos, sino con la prima de riesgo, de nuevo, en niveles insostenibles por encima de los 400 puntos básicos, después de que se hubiera contenido al caer hasta los 360 pb este mismo jueves. El par euro/dólar, mientras, se mantiene en el 1,42, y el oro marca un nuevo máximo en los 1.679 dólares la onza.