El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha comentado durante un discurso en su visita a China, que desde que, en julio de 2005, el yuan dejó de tener un valor fijo frente al dólar y se fijó con respecto a una cesta de divisas, entre las que se encuentra el euro, la moneda china se ha apreciado un 10% respecto al billete verde, pero se ha devaluado en un 8%, frente al euro. Además a asegurado que "nos han informado de que la dirección que estamos sugiriendo al Gobierno chino está en línea con la intención de las autoridades".