El presidente del BCE, Jean Claude Trichet ha segurado que el crecimiento será importante para el mercado creditico pero da más importancia a la volatilidad pues "era algo que no se epseraba", por lo que las Instituciones tendrán que reaccionar para que la volatilidad no se traslade a la economía. En este sentido, ha resaltado la importancia de la intermediación y la necesidad de tener que intervenir en la política monetaria porque "lo necesario para que siga el crecimiento es la expansión del mercado crediticio en los próximos meses". Es por ello que la intención del organismo será dejar los tipos en los niveles actuales "para que el aumento de la volatilidad no afecte a la economía".