Las hermanas pequeñas fueron las primeras en rebelarse. El sector estaba deprimido y los tiburones se lanzaron a por las Quabit, Urbas o Reyal Urbis… ahora son las mayores las que quieren su parte del pastel. Pero lo hacen con fundamento, con razón y sin levadura, lo que hace que desde algunos focos se hable de un inicio de recuperación en el sector.
2011 amanecía y las “pequeñas” constructoras cotizadas en el mercado continuo se desperezaban al ritmo que la volatilidad les marcaba. Sus cotizaciones se disparaban y algunas voces, aún sin demasiada fuerza, comenzaban a advertir de una posible recuperación del sector, lo que sonaba aún precipitado.
 
Ahora, con la mesa de desayuno ya preparada, con las cajas en pleno proceso de reestructuración y la internacionalización en un horizonte cada vez más cercano, son las hermanas mayores las que abren el ojo. Pero no vayan a pensar que durante la noche perdieron el tiempo. De hecho, durante el vespertino 2010, las 6 grandes (ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, Sacyr y OHL) incrementaron su contratación en el exterior hasta en un 18%.
 
Y es más que posible que ahí esté la razón de que el despertador haya sonado ya. “Desde principio de año está entrando dinero en el sector”, señala Álvaro Blasco, director de Atlas Capital. Un dinero que ha venido por los cantos de sirena de la diversificación e internacionalización que las mayores han conseguido y siguen consolidando.
 
Por poner un ejemplo, Javier Flores, analista de Dracon Partners, señala que “OHL y FCC están confirmando su fortaleza debido a que no dependen de las ventas en España”. Y no son casos aislados. Blasco señala que prácticamente “no hay semana en la que no se vea a una de estas empresas conseguir un contrato importante en el exterior”.
 
Pero es Acciona la preferida de la familia. Sin disimulo, le llueven las recomendaciones de compra que sitúan su precio objetivo hasta un 20% por encima de su cotización actual. El plano fundamental de la empresa es más que interesante; y es que “la revalorización de la empresa puede venir de la mano de la refinanciación de un crédito puente suscrito para adquirir activos renovables”, según señala Patricia Mata, analista de CMC Markets.
 
Este es uno de los catalizadores que la experta señala para tomar posiciones en la niña bonita de la familia. Unas posiciones que podrían llevarnos hasta los 77 euros; y es que, según señala Mata, “siempre que los títulos se mantengan por encima de los 66,4, la tendencia será claramente alcista.”

ACCIONA

 
 
Otra de las hermanas que se está desperezando es OHL. La rebelde de las hermanas miró hacia otro lado cuando Moody´s le rebajó el rating hasta "Ba2", allá por septiembre del año pasado y decidió seguir con su estilo; esto es, “una senda alcista en todos y cada uno de sus plazos” según apunta Ana Rafels, socia directora de Bolsacash
 
La española siguió con su macuto que le ha llevado a colarse en los trabajos del metro de Nueva York. Pero no era suficiente, la rebelde quiso conocer mundo y así ha conseguido proyectos en lugares tan dispares como Polonia, Colombia, Kuwait, India o Canadá, dónde llegó con su otra hermana FCC.
 
El plano técnico, como ya se avanzaba, es impecable. Desde Bolsacash, Rafels señala la tendencia alcista que desde 2009 está manteniendo la empresa, con una secuencia visible de máximos y mínimos crecientes. En el corto plazo, no obstante, se enfrenta a una fuerte resistencia en los 25,94 euros, que de ser superada confirmaría la buena salud del valor. Si por el contrario, se diera un respiro, el primer soporte remarcable estaría en la zona de los 22,50 euros.
 
Aún así la zona de los 21,15 euros es la señalada por Rafels como marca para ver si se mantiene la estructura alcista. Con ello la experta recomienda “deshacer parte de la posición en las inmediaciones de los 25,94 euros y esperar a evaluar la zona de soportes”.

OHL
 

 
Por último dejaremos unas acotaciones sobre FCC. Fomento de Construcciones y Contratas acaba de aterrizar en Argelia, donde se ha adjudicado un contrato por valor de 1.230 millones, gracias a una línea ferroviaria. Es por ello que se ha convertido en la intrépida de la familia.
 
Antes de ello, bolso en mano, FCC está presente en la construcción de la primera línea de metro de Panamá. Un contrato que le reportará hasta 1.000 millones de euros al grupo presidido por Baldomero Falcones.
 
En el plano técnico la compañía parece más cauta. Desde RB Bolsa, Miguel Rodríguez, analista de la casa considera que el valor se mantiene en un rango lateral entre los 21,60 euros y los 23,50. Rodríguez considera que lo más probable es que el valor perfore a la baja ese soporte y se dirija en primera instancia hasta los 21 euros para posiblemente llegar a los 20.

FCC