Las caídas del valor presentan varios puntos atractivos e indicios de zona de suelo.

Por un lado se sitúa en el 50% de corrección al impulso que nace en los mínimos de junio del año pasado, que a su vez se acerca a la importante zona de soporte entre 22,2 y 22,8 euros, donde además da comienzo la zona de mayor negociación. Es llamativo que el volumen en las últimas caídas desde 25,6 euros (primera resistencia) haya sido menor, comparado incluso con el rebote de finales de mayo. El atractivo para una operación de trading coge forma.

Recomendación: COMPRA ESPECULATIVA