El gigante japonés Toyota ha anunciado que tuvo en el año fiscal 2007 un beneficio neto sin precedentes de 1,72 billones de yenes (16.465 millones de dólares), un 4,5% más que el ejercicio anterior. Toyota, que adelantó recientemente a General Motors (GM) como primer fabricante mundial de automóviles, registró en el ejercicio fiscal pasado, que acabó en marzo, un beneficio por operaciones de 2,27 billones de yenes (21.736 millones de dólares) e ingresos netos de 26,29 billones de yenes (251.615 millones de dólares).