El presidente de la petrolera francesa Total, Christophe de Margerie, no se pronunciará sobre su filial española Cepsa hasta que esté concluida la operación bursátil de compra de una participación de IPIC, aunque recordó que son socios de esta última en Abu Dhabi. El presidente de Total, que participaba en la décima Cumbre Internacional del Petróleo en París, justificó su silencio por las reglas bursátiles españolas, que "prohíben estrictamente" toda declaración mientras una operación está en curso.
El presidente de la petrolera francesa Total, Christophe de Margerie, recordó que la compañía estatal de inversiones de Abu Dhabi IPIC -que debe comprar el 37,5% de Cepsa que tenían el Banco de Santander y Unión Fenosa e incrementar su parte hasta el 47%- ya es socio de Total en ese país del Golfo.

Cuando el pasado martes se anunció el acuerdo de IPIC para comprar las acciones del Banco de Santander y de Unión Fenosa en Cepsa, Total se había limitado a indicar que estaba satisfecha con su participación del 48,8% de la empresa española y que no tenía intención de modificarla.