El grupo industrial alemán, ThyssenKrupp, ha recortado beneficio en un 22,1% en el mismo periodo que el año anterior.
El beneficio neto de ThyssenKrupp bajó en el primer trimestre hasta los 334 millones de euros lo que supone un descenso de la cifra en el mismo periodo del año anterior de hasta el 22,1%.
 
La compañía ha informado de que la ganancia operativa, por su parte, mejoró un 22% hasta los 770 millones de euros, pese a las pérdidas en la división de acero en America Latina.

Además las ventas aumentaron hasta la cifra de 23.600 millones de euros, lo que supone un 21% más por el aumento de la demandad con la expansión por el aumento de la demanda con la expansión ThyssenKrupp. Esto supone una mejora del 21%.