El grupo francés Thomson perdió en el primer semestre 182 millones de euros, lo que supone multiplicar por nueve las pérdidas de 20 millones de euros que registró entre enero y junio de 2007. La facturación semestral del proveedor de equipos y servicios para la televisión, el cine y la publicidad bajó un 7,3% (a tipos de cambio constantes), hasta los 2.202 millones. Su resultado operativo antes de impuestos y cargas financieras arrojó una pérdida de seis millones, frente a un beneficio de 128 millones en el primer semestre de 2007.