Testa, filial inmobiliaria de Sacyr Vallehermoso, obtuvo un beneficio neto atribuido de 19,1 millones de euros en el primer trimestre, el 5,3% más respecto al mismo período de 2007, según las cuentas remitidas hoy por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra de negocios de la filial inmobiliaria de Sacyr dedicada al alquiler se mantuvo en 68 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación o Ebitda alcanzó los 56 millones de euros, con un crecimiento del 2,1%.