La cadena de supermercados comprará oro a sus clientes tras un periodo de prueba en Internet.
Los clientes de Tesco podrán vender en sus establecimientos oro, que será pagado en efectivo según anunció la cadena británica de supermercados. Tras un periodo de prueba de compra por Internet, se lanza en busca de beneficios con el metal precioso.
 
El oro ha llegado a cotizar sobre los 1.400 dólares la onza.