Las acciones de los supermercados británicos, Tesco, cotizan con un descuento del 0,91% a 436 peniques a pesar de anunciar hoy que preparan su desembarco en Estados Unidos para después del verano. Tesco llegaría al mercado estadounidense después de que fracasaran los intentos de su competidor en el Reino Unido Sainsbury's haya fracasado en su intento, y de la cadena de grandes almacenes y supermercados Marks & Spencer. Esa cadena de distribución planea abrir cientos de supermercados de tamaño pequeño y mediano en la zona oeste del país, como California, Phoenix o Nevada (Las Vegas). La compañía, que en Estados Unidos se llamará Fresh & Easy, incluirá comidas preparadas para competir con los grandes supermercados y los restaurantes de comida rápida, donde muchos californianos suelen comer en días de trabajo.