El presidente de la española Telefónica, César Alierta, dijo el martes que está detectando avances en la evolución del negocio. "Notamos algunas mejoras en el segundo trimestre, en algunos segmentos más que en otros", dijo el máximo ejecutivo de la operadora ante la junta de accionistas anual.
Durante la presentación a analistas del primer trimestre, Telefónica dijo que mantenía sus previsiones de beneficio por acción y flujo de caja para 2009 y 2010, aunque matizó que en un escenario extremo de deterioro económico y de depreciación de algunas divisas, esos objetivos podrían ser revisados. Alierta aprovechó su intervención para destacar que la operadora, con gran presencia en América Latina, ha sido el año pasado la que más crecimiento orgánico ha registrado entre las empresas comparables de su sector.

Agregó que la cotización actual no reflejaba el potencial de crecimiento del grupo. "Aplicando los multiplicadores con los que cotizan nuestras competidoras, deberíamos cotizar entre 23 y 27 euros por acción", dijo Alierta.

El dividendo de la operadora sube el 15%

Precisamente las perspectivas de una fuerte generación de caja en el año 2009, han permitido a la Telefónica elevar el dividendo hasta 1,15 euros por acción, lo que supone un incremento del 15% respecto al dividendo del ejercicio 2008, que fue de 1 euro por acción.

El pago del dividendo de 2009, tal y como ha aprobado hoy la Junta de Accionistas, se realizará en dos tramos, y el primero de ellos, por importe de 0,50 euros por acción, se hará efectivo el próximo 11 de noviembre con cargo a reservas de libre disposición.

Sólo en 2008, Telefónica ha destinado 6.340 millones de euros a retribuir a sus accionistas, mediante el pago de dividendo y el programa de recompra de acciones, lo que supone un 69% del flujo de caja libre generado por la Compañía.

“En el momento actual de crisis -explicó el presidente de Telefónica en su discurso- el sector de las TIC muestra un comportamiento más favorable que otros sectores y la respuesta la tiene la solidez del negocio”.

Según el directivo, las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) son la palanca clave para mejorar la productividad y la competitividad de las economías y en el caso de Telefónica cuenta con la escala y la diversificación óptima para competir a nivel global, beneficiarse de ahorros en costes e inversiones, ofrecer soluciones convergentes y compartir mejores prácticas.