Telefónica no tiene barreras. Ha abierto la veda a las adquisiciones aunque está vez no ha salido a pescar en aguas extranjeras, se ha quedado en nuestro país para hacerse con el 85% de la red social Tuenti, aunque la gestión de la misma seguirá en manos de su actual equipo directivo.
Fuentes conocedoras de la operación indicaron a Europa Press que tras la misma, que se ha cerrado por un importe cercano a los 70 millones de euros, Telefónica se hará con cerca de un 85% del capital social de Tuenti, mientras que el resto permanecerá en manos de los directivos de la plataforma virtual.

A pesar de este control mayoritario del accionariado por parte de la operadora, la gestión de la comunidad social virtual continuará en manos de su actual equipo directivo, cuyo consejero delegado es Zaryn Dentzel, fundador del grupo, para "dar continuidad a su evolución".

Antes de la operación, entre los principales accionistas del grupo figuraba con un 30% del capital social el fondo Qualitas Equity Partners -de cuyo capital forma parte la familia Polanco.

Tuenti, fundada en 2006, cuenta actualmente con más de ocho millones de usuarios, 25.000 millones de páginas vistas al mes y se posiciona como el sitio con más tráfico de España, según la consultora Comscore.

La red social aspira a consolidarse como la herramienta digital de uso diario para millones de personas, siendo el segmento joven --de 14 a 25 años-- en el que tiene mayor implantación, indicaron las firmas.

La operadora presidida por César Alierta disponía ya de una red social propia, Keteke. Esta plataforma 'online' nació a finales de 2008, orientada principalmente al público joven, como una comunidad virtual accesible desde el móvil, el ordenador o la televisión, a través de Imagenio.

El hasta ahora presidente de la red social Tuenti, Bernardo Hernández, anunció poco después de que se hiciera pública la adquisición de Telefónica que dejaba su cargo tras vender todas sus acciones de Tuenti.