Así lo explicaron los analistas consulados, que destacaron que la "escalada" protagonizada por Telefónica en la última hora y media de sesión estuvo impulsada por la publicación de estos resultados, ya que el sector de las comunicaciones y la tecnología está considerado por los expertos como "algo rezagado", por lo que las noticias positivas suelen provocar subidas de sus empresas en bolsa. Telefónica protagonizó la cuarta mayor subida del selectivo Ibex-35 y sus acciones terminaron con un precio de 13,89 euros, después de que los inversores negociasen casi 38 millones de acciones de la operadora, por 523,8 millones de euros.