Telefónica repartirá entre sus consejeros ejecutivos y directivos un total de 6,5 millones de acciones, que a precios actuales de cotización -- los títulos de Telefónica se intercambiaban a las 11.15 horas a un precio de 17,6 euros-- supondría alrededor de 110 millones de euros, tras cumplir con los objetivos de rentabilidad por acción indicados en el Plan de Entrega de Acciones de 2006, informó hoy el operador.
De acuerdo a este Plan de Acciones, aprobado el 21 de junio de 2006, la firma presidida por César Alierta repartiría entre unos 1.900 consejeros ejecutivos, altos directivos y restante personal directivo del grupo un total de 6,5 millones de acciones sin coste alguno en caso de que la compañía se situara en la parte alta del ranking de principales empresas del sector en rentabilidad.

En concreto, las acciones objeto de entrega estaban condicionadas por el 'Total Shareholder Return', un valor de referencia que se calcula comparando las acciones de Telefónica con los títulos de las compañías del mismo sector de telecomunicaciones que integra el denominado FTSE Golbal Telecoms Index.

De esta forma, la compañía premia a sus consejeros ejecutivos y directivos con un plan de retorno al accionistas al colocarse los títulos de la operadora entre las primeras compañías del sector en cotización y dividendo cumpliendo con el compromiso de gestión de dichos accionistas.

En concreto, el número máximo de acciones asignadas a los consejeros ejecutivos del grupo se reparten de la siguiente forma, para el presidente de la operadora, César Alierta, un total 129.183 acciones, un 0,003% del capital social, para el consejero delegado, Julio Linares, un total de 65.472 acciones, un 0,001% del capital, y para el máximo responsable de Telefónica Latinoamérica, José María Álvarez-Pallete, un total de 62.354 títulos, un 0,001%.

Por su parte, Matthew Key, el responsable de Telefónica en Europa, recibirá un total de 91.037 acciones, un 0,002%, de donde habría que detraer el número de acciones equivalentes al importe correspondiente de retención fiscal aplicable; Santiago Fernández Valbuena, director financiero de Telefónica, recibirá un total de 62.354 acciones, un 0,001%, y el presidente de Telefónica en España, Guillermo Ansaldo, 36.165 acciones, un 0,001%.

Otros de los directivos incluidos en el Plan son Luis Abril Pérez, que recibirá 38.036 acciones, un 0,001%, Calixto Ríos Pérez, unas 19.244 acciones, antes de la retención fiscal correspondiente, y Ramiro Sánchez de Lerín, un total de 37.412 acciones.

Asimismo, Telefónica ha comunicado el máximo de acciones a repartir en el cuarto ciclo de dicho plan. Estas acciones se repartirían en 2012, fecha en la que finaliza este ciclo. De acuerdo al desglose de acciones máximas a entregar a los consejeros ejecutivos, en caso de cumplirse con los objetivos en dicho momento, el presidente de la operadora recibiría 173.716 acciones, un 0,004%, Linares, un total de 130.287 títulos, un 0,003%, y Álvarez Pallete, 78.962 acciones, un 0,002%.