Telefónica ha renunciado a la presencia de un representante en el consejo de administración de BBVA, una vez desarrollados distintos proyectos conjuntos relacionados con los nuevos medios tecnológicos, pero mantendrá el 1,07% que posee en el accionariado de la entidad financiera.
En su comunicación al regulador, Telefónica recuerda que en febrero del año 2000 alcanzó un acuerdo con BBVA para desarrollar en común una serie de proyectos relacionados con los nuevos medios tecnológicos. Ambas firmas pactaron entonces que un representante de la operadora se incorporara al Consejo de Administración de la entidad financiera. "Una vez desarrollados los proyectos que se habían acordado abordar en el sentido que el curso de los negocios han aconsejado en cada caso, a juicio de ambas compañías, en el momento presente ya no se dan los motivos que justificaron la presencia de un representante de Telefónica en el consejo de administración de BBVA, por lo que éste próximamente dejará de formar parte de dicho consejo", explica el escrito del grupo de telecomunicaciones.