Telefónica ha reiterado su interés para aumentar su control sobre la operadora brasileña Vivo, dando de entender que rechazaba la pretensión de Portugal Telecom de comprar la participación de Telefónica en el operador brasileño. Se trata de la primera declaración de la operadora sobre su joint venture con Portugal Telecom en Brasil después de que el máximo ejecutivo de Portugal Telecom, Henrique Granadeiro, dijera a principios de la semana que estaba interesado en comprar la participación de Telefónica en Vivo. Las acciones de Telefónica ceden a las 14:00 horas un 1,55 por ciento hasta los 19,10 euros. "No vamos a valorar las declaraciones del presidente de Portugal Telecom", agrego Viana-Baptista, representante de Telefónica en el consejo de administración de Portugal Telecom