La compañía española, junto a Vodafone, United Internet y varias firmas de capital riesgo, están interesados en participar en la puja por el negocio de banda ancha de Internet que tiene Telecom Italia en el mercado italiano, según publica Bloomberg. Los analistas valoran este negocio en cerca de 1.100 millones de euros.