Después de meses apegada a los 10 euros, Telefónica perdió ese nivel esta semana, propiciando caídas más pronunciadas que ponen en peligro el mantenimiento del Ibex 35.

A una hora para el cierre de la última sesión del año, Telefónica cede un 1,46% hasta los 9,80 euros. Ayer cerraba salvando in extremis el soporte de los 9,95 euros pero hoy ya no tiene fuerzas. Desde BNP Paribas advierten que la pérdida de este nivel nos deja objetivos de 9,46, 9,25 y 9,04 euros. “La caída se mantendrá mientras no supere los 10,34 euros”. La operadora capitaneada por César Alierta tendría que subir un 5,5% para recuperar la tendencia alcista de corto plazo. Además, Roberto Moro, de Apta Negocios, acusa a Telefónica de ser la gran causante de que a corto plazo el Ibex 35 no recupere niveles de 8.240 puntos. La pérdida de la zona de 9.80-9.75 euros podría marcar el inicio de una caída más consistente en el Ibex 35 que arrastraría a la banca”. En cambio, “el acercamiento a 9.85 euros puede propiciar el inicio de posiciones compradoras buscando un rebote”. (Ver: Telefónica sigue sin ser atractiva pese a su PER)


Fuente: BNP Paribas Productos Cotizados

En el plano fundamental, Telefónica canceló esta semana la OPV de una parte de su filial en América Latina. Los analistas habían valorado este negocio en unos 40.000 millones de euros. César Alierta se echó para atrás después comprobar que puede obtener financiación en el mercado de deuda por méritos propios. Recordemos que el mes pasado Telefónica colocó 1.500 millones de euros en bonos a diez años, la cifra más alta desde 2006, según datos de Dealogic. (Ver: ¿Cómo van las rentabilidades de las OPV de Santander y Telefónica?)

Además, Telefónica ultima la refinanciación de un préstamo de 2.000 millones que pidió en 2010 para la compra de Vivo. Mientras intenta maquillar su cuenta de resultados, los inversores esperan ansiosos a que se confirme el retorno de los dividendos. La compañía anunció la cancelación de la retribución al accionista en las Navidades de 2011. a día de hoy, desde la cúpula han mostrado su intención de retornar el dividendo el cual, antes de ser suspendido, era uno de los más rentables de la bolsa española. (Ver: La deuda puede con el negocio de Telefónica en Brasil)

No obstante, ¿cómo podrá Telefónica volver a repartir dividendos? recordemos que aún tienen un enorme agujero en el bolsillo por el que se le escapan los beneficios: su elevada deuda neta, que asciende a 52.415 millones de euros, la más elevada de las compañías que cotizan en el Ibex 35. Jesús de Blas, dpt. de rv de Credit Agricole Mercagentes, indica que “una forma de distribuirlo podría ser con cargo a autocartera. Sería algo positivo pues en estos casos, el peor escenario sería darlo con script porque aumenta el número de acciones en circulación, diluyendo más a los accionistas”. Hace tan solo dos días, aprovechando las caídas del valor por debajo de los 10 euros, Telefónica compraba 48,53 millones de acciones propias para situar su autocartera en 1,602%. La operadora tiene previsto retomar la remuneración a finales del año que viene con un pago de 0,75 euros por acción en dos tramos, frente a los 1,50 previstos.