Portugal Telecom ha declinado comentar esta información, aunque en el caso de que finalmente acepte esta oferta, cuya respuesta se espera para agosto, Telefónica probablemente vendería su participación del 10 por ciento en la empresa portuguesa. El presidente de Telefónica, César Alierta, ha señalado que no intentaría fusionar Vivo con TIM Brasil, el operador de telefonía móvil de Telecom Italia en el país latinoamericano, porque los reguladores "podrían oponerse". No obstante, un eventual acuerdo para compartir equipamiento de telecomunicaciones podría suponerles tanto a Telefónica como a Telecom Italia el ahorro de 500 millones de euros anuales a cada uno durante cuatro años. Además, el presidente de la operadora española - en una entrevista a Expansión y Financial Times- no descarta que Telefónica se haga con el control de Telecom Italia. Telefónica tendrá una participación económica del 6,9 por ciento en Telecom Italia (aunque los derechos políticos alcanzan el 10 por ciento), después de que Telco, un holding en el que Telefónica participa al 42,3 por ciento, se haga con el 23,6 por ciento de la italiana. Además, Alierta ha descartado la compra de Bouygues Telecom, la tercera operadora de móviles de Francia, y de T-Mobile, la filial de Deutsche Telekom en Estados Unidos.