Telefónica y sus socios italianos -la aseguradora Generali, los bancos Intesa Sanpaolo y Mediobanca, y Benetton- formalizarán en los próximos días la compra de la sociedad Olimpia, propietaria del 18% del capital de Telecom Italia, tras obtener las autorizaciones administrativas necesarias. La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (ANATEL), el regulador brasileño, autorizó el martes la entrada de Telefónica en Telecom Italia, aunque impuso una serie de condiciones. La compra de Olimpia se realizará a través de la sociedad Telco, en la que la compañía española tiene una participación del 42,3% y supondrá un desembolso para la operadora española próximo a los 2.300 millones de euros.
Cuando se complete la operación, Telco contará con una participación del 23,6% en el capital con derecho a voto de Telecom Italia: el 18% a través de Olimpia y un 5,6% aportado por Generali y Mediobanca. La compra de Olimpia supondrá para Telefónica un desembolso de 2.314 millones de euros. De conformidad con los acuerdos adoptados el pasado 28 de abril, la adquisición de Olimpia se financiará parcialmente con un préstamo de hasta 1.100 millones de euros otorgado a Telco por Intesa Sanpaolo y Mediobanca. Para financiar la amortización de este préstamo, la Junta de Accionistas de Telco acordará realizar una ampliación de capital por un importe de hasta 900 millones de euros. Telefónica podrá suscribir y desembolsar esta ampliación de capital en proporción a su participación en Telco en un plazo máximo de seis meses.