Telefónica estudia recortar un 20% su plantilla en tres años para potenciar la productividad y la flexibilidad de su actividad en España, según una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Telefónica baraja la externalización de ciertas actividades a proveedores de servicios o nuevos procesos de reestructuración en su plantilla como algunas de las medidas adicionales a aplicar para obtener una mayor flexibilidad y compensar posibles demoras en la recuperación en el país.

En cuanto a la retribución al accionista, la compañía de César Alierta ha declarado que mantendrá dividendo, el segundo mejor del sector (1,75 euros), lo que algunos han interpretado como una política de moderación y castigan al valor con un descenso del 0,39% hasta los 17,93 euros.