Los brokers se van de caza por Europa y encuentran en el parqué español buenas presas, como Iberdrola o Telefónica, así como en el alemán, en Siemens. Mientras que aconsejan mantenerse al margen de uno de los valores que más alegrías ha dado este año, Inditex.

Aunque el Ibex 35 sigue sumido en una lateralidad tremenda, los brokers ven buenas oportunidades en uno de los blue chips, Iberdrola. Éste es el caso de Morgan Stanley, que hoy decide elevar la nota sobre Iberdrola de igual que el mercado a sobreponderar, y eso que la acción se deja más de un 36% de valor en lo que va de año.

Otro grande del Ibex 35, Telefónica, se lleva una recomendación de compra hoy por parte de Carax Alphavalue. Esta casa aconseja hacerse con títulos de la operadora a la que le concede un potencial de revalorización hasta 21,1 euros, desde los 9,75 actuales. En cambio, aconseja vender las acciones que se tengan de Inditex. A la textil, que ronda máximos históricos y se revaloriza en el año un 25,33%, no le quedaría potencial de subida, según Carax, casa que le otorga un precio objetivo en 70,2 euros, por debajo de la cotización actual en 80,51 euros.

Tras el fuerte castigo experimentado ayer (7,71%), FCC recibe un consejo de compra por parte de Carax Alphavalue. Estos expertos valoran positivamente que la compañía haya conseguido más tiempo para refinanciar la deuda de su unidad cementera Cementos Portland Valderrivas y creen que podría subir hasta los 15,2 euros. También gracias a la refinanciación de su deuda adquirida por la compa de acciones de Iberdrola, ACS recibe consejo de compra con objetivo en 23,3 euros por parte de Carax.
Morgan Stanley también se fija en Gas Natural y se muestra favorable a elevar su consejo de infraponderar a igual que el mercado. La utility controlada por Repsol y La Caixa pierde un 28,4% de su valor en Bolsa en el año.

Más allá del parqué español, Credit Suisse ha mejorado la nota de L´Oreal de infraponderar a neutral y Berenberg ha mejorado la nota de Siemens de mantener a comprar.

La oveja negra hoy es Nokia. La malograda compañía recibe un jarro de agua fría por cortesía de Jefferies, que rebaja su nota de mantener a infraponderar, con precio objetivo de 1,19 euros por acción. La acción cerró ayer en 1,52 euros.