Tras la tempestad...regresa la calma. Al menos en los títulos de Telefónica que, tras revalorizarse ayer un 11.98% en la sesión, hoy se convierten en uno de los valores más penalizados. Una caída del 2.48% que se produce el día en que la operadora paga 0.65 euros por acción entre sus accionistas a modo de dividendo.

Los accionistas de Telefónica parecían seguir de enhorabuena. Al 11.98% de subida que recibieron ayer del mercado hoy se unen los 0.65 euros que recibirá por acción a modo de dividendo. Una retribución que la operadora ha incrementado en un 22%, respecto al repartido el año pasado. En total, la compañía que preside César Alierta ha indicado que pagará 1.40 euros por acción con cargo al ejercicio 2010.

La primera parte se paga hoy. Y según comunicó la empresa a la CNMV, el consejo también ha acordado proponer a la próxima junta de accionistas la distribución, en el segundo semestre del año, de un dividendo con cargo a reservas de libre disposición por un importe de 0,65 euros por acción. Cantidad que corresponde al segundo pago del dividendo de 2009, que se aprobó por un total de 1,15 euros por acción. De esta forma, Telefónica sigue su política de retribución al accionista que ha hecho elevar el dividendo desde los 0,25 euros por acción desde 2003.

La operadora ha anunciado que prevé seguir incrementando el dividendo en los próximos ejercicios hasta alcanzar un mínimo de 1,75 euros por acción en 2012.  Sin embargo, hoy son las matildes una de las acciones sobre las que más pesan los recortes: descuenta un 2.7% de su cotización, hasta los 16.11 euros .

Un valor que no cuenta con el beneplácito de los expertos. Y es que  a pesar de la revalorización vivida ayer "actualmente se encuentra en un canal bajista", reconoce Eduardo Vicho, Codirector de EJV Valores. La parte alta de este canal se encuentra en los 17.67 eruros "y deberíamos ver una superación de este nivel - y sobre todo de 18.20 euros- para volver a confiar en el valor". Pero ¿y si estamos dentro? Aprovechar una aproximación a los niveles de resistencia "para deshacer posiciones".

Además la operadora también ha anunciado esta mañana una nuevo oferta a Portugal Telecom por el 35% que no controla de la brasileña Vivo. Ofrece 6.300 millones de euros en una operación que "implicaría valorar las acciones ordinarias de la brasileña a 11.400 millones de euros, un 150% por encima de lo que cotiza actualmente", reconoce el departamento de análisis de Inverseguros.  Con Portugal Telecom mostrando su no disponibilidad para vender "consideramos que a la operadora española le será difíci hacerse con el control total de Vivo". De ahí su recomendación de mantener los títulos de la operadora.