El beneficio neto de Telefónica ha subido en el primer trimestre un 7,7 por ciento hasta alcanzar los 1.257 millones de euros. La operadora hace hincapié en que este crecimiento se debe fundamentalmente al éxito de la gestión integrada de las operaciones, que ha supuesto un incremento tanto de la base de clientes como del uso de servicios.
Telefónica ha cerrado el primer trimestre con 206,6 millones de accesos, un 11,4% más que hace un año, fundamentalmente por el incremento de la telefonía móvil y la banda ancha, y por la extensión de los paquetes de productos de voz, Internet y televisión. Telefónica España ha contabilizado 44,8 millones de accesos, con un aumento del 5,5%; Telefónica Latinoamérica, 117 millones, un 14,1%, y Telefónica Europa, 39,2 millones, con un crecimiento del 7,8% anual. En los resultados de Telefónica España se incluyen los negocios de telefonía fija, móvil, cable e Internet. De los 206,6 millones de accesos, 148,9 corresponden a la telefonía móvil, un 13,4% más que hace un año; 8,5 millones a Internet de banda ancha (36,4% más) y 1,1 millones a televisión de pago. El grupo destaca que de los 148,9 millones de accesos celulares, el mayor crecimiento ha correspondido a Latinoamérica que con un total de 85,6 millones de móviles, un avance del 15,6%, mientras que en España aumentó un 7,6%, hasta los 21,8 millones. Las sinergias obtenidas con la reorganización de la compañía, la optimización de costes y la diversidad geográfica ha hecho que generara un flujo de caja operativo de 3.718 millones de euros, un 10,8% más, informa Telefónica en su nota. Los ingresos han sido de 13.747 millones, un 15,1% más, aunque asumiendo el tipo de cambio constante y la consolidación del 02, Telefónica Telecom e Iberbanda enero-marzo 2006, el crecimiento orgánico ha sido del 7,8%. Telefónica España ha aportado el 36,6% de los ingresos, con un aumento del 3,6% del negocio fijo (3.050 millones) y un 7,9% de los móviles (2.336 millones de euros). Los ingresos de Telefónica Latinoamérica han subido un 8,5% y han alcanzado los 4.685 millones de euros. Los gastos por operaciones han crecido un 15,5% y se situaron en 8.828 millones de euros. El resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) ha crecido un 9,6%, hasta 5.106 millones de euros, con una rentabilidad sobre ingresos del 37,1%, 1,8% inferior a la situación de hace un año. El resultado operativo ha ascendido a 2.710 millones de euros, un 15% más. Los gastos financieros han sido de 768 millones de euros, un 47,1% más que hace un año. El flujo de caja libre ha sido de 950 millones de euros, de los que 744 millones se dedicaron a la compra de auto-cartera y 214 millones a la cancelación de compromisos adquiridos por el grupo, fundamentalmente derivados de programas de reducción de plantilla. La deuda se ha reducido en 261 millones de euros, por lo que se ha situado al cierre de marzo en 51.884 millones de euros.