Telecom Italia SpA (TI) registró una ganancia neta de 1.140 millones de euros durante el primer semestre, una disminución del 24% frente al beneficio de 1.500 millones del mismo período del año anterior. Los analistas anticipaban una ganancia semestral de 976 millones. La empresa atribuye la menor ganancia semestral a los débiles márgenes en Brasil y Alemania, que causó que la compañía rebajara sus proyecciones anuales para ambas operaciones. La compañía ha confirmado que la proyección previa para sus operaciones locales.