Esperamos ventas moderándose en 2T17 (planas a nivel interanual) tras un fuerte 1T17 que recogió la aceleración en la ejecución de varios grandes proyectos. Asumimos estabilidad en márgenes operativos en niveles en torno al 4% (margen EBIT), en línea con la guía de la compañía. Asumiendo un tipo impositivo del 29%, en línea con el trimestre anterior, descontamos Bº neto -8%e.

Estimamos adjudicaciones por importe de 445 mln eur en 2T17 (contrato llave en mano para ciclo combinado en México), que elevan el importe de adjudicaciones en el acumulado 1S17 a 1.225 mln eur (contrato en 1T17 para unidades auxiliares de la refinería de Talara en Perú), un 27% de nuestra estimación para el conjunto del ejercicio (4.500 mln eur). Con ello, la cartera de pedidos se situará en torno a 9.360 mln eur, -12%e interanual y -8%e vs 1T17, que a pesar del retroceso ante la reciente escasez de adjudicaciones ofrece cerca de dos años de visibilidad en ventas.

Esperamos una notable caída en caja neta (413 mln eur en 1T17) derivada de un deterioro del circulante, un reflejo tanto de las peores condiciones de pago por parte de los clientes en un entorno de precios del crudo bajos como del hecho de que tienen varios grandes proyectos en la fase de aprovisionamiento (“procurement”) que implican la necesidad de comprar equipo antes de recibir el pago del cliente (con el consiguiente consumo de caja), así como por la ausencia de grandes adjudicaciones en 2T17 (no hay “downpayments” relevantes). De cara al 2S17, la adjudicación de algún gran proyecto (¿Omán? ¿Bahrein?) debería traducirse en cierta recuperación de la caja.

La atención de la conferencia de resultados (13h) estará en las posibles adjudicaciones a futuro y en la evolución prevista de la caja neta. Tras el negativo flujo de noticias en el corto plazo (retrasos en la adjudicación de contratos, cancelaciones de contratos en Bolivia y Chile), la directiva podría ser algo más prudente en el corto plazo (antes apuntaban a un mantenimiento de la cartera de pedidos para 2017), si bien mantenemos nuestras estimaciones de adjudicaciones para el año (4.500 mln eur) que seguimos considerando alcanzables. El “pipeline” de potenciales contratos se sitúa en torno a 30.000 mln USD, con oportunidades en Oriente Medio, Latinoamérica, etc. En cuanto a márgenes, esperamos que reiteren su guía de estabilidad (4% a nivel EBIT), pendientes de la ejecución de los proyectos y a la espera de que se complete la ejecución de aquellos contratados en lo peor de la crisis, sin descartar cierta mejora de márgenes a partir de 2018-19 (no incluida en nuestras estimaciones). Reiteramos Sobreponderar, precio objetivo 39 eur/acc, aunque no descartamos debilidad a corto plazo por la falta de flujo de noticias positivo.

Resultados de técnicas reunidas