El fabricante de automóviles indio Tata Motors está estudiando instalar una nueva planta de montaje de coches eléctricos, según el director general de la filial española, Eduardo Dívar.