El primer ministro nipón, Taro Aso, pidió hoy a la coalición gobernante de Japón que inicie el debate para presentar nuevas medidas de estímulo económico, que podrían llegar a los 100 billones de yenes (un billón de dólares), según la agencia local Kyodo. Esta cantidad es mayor a los dos planes de estímulo ya aprobados por el Parlamento nipón, por un total de 765.267 millones de dólares, para todo tipo de ayudas económicas frente a la crisis. Del billón de dólares, hasta 204.000 millones de dólares estarían destinados a nuevo gasto fiscal y podrían provenir de una ampliación posterior del presupuesto de año fiscal 2009, que previsiblemente será aprobado antes del 1 de abril.