El operador de telefonía Swisscom informó hoy de que su beneficio neto para el ejercicio 2008 retrocedió el 15,5 por ciento hasta los 1.751 millones de francos (unos 1.180 millones de euros). Sin embargo, explicó que este resultado se debe a factores excepcionales, particularmente a la venta de su filial Antenna Hungaria, que había disparado su beneficio neto el año anterior, y a los cambios que se produjeron por la anulación anticipada de contratos. La compañía aseguró que si se aplica una corrección considerando ambos factores, el beneficio neto sería cercano al registrado en el ejercicio 2007 (2.017 millones de francos).