Mediante el swing trading, es posible establecer una estrategia que nos permita relacionar situación económica y  precios de mercado. Sólo con las dos variables coinciden - en precio y momento - es momento de meter el activo en cartera. ¿Y ahora? Ibex35, Mib 30 y CAC-40 dan señales para invertir. Del lado corto, eso sí. 

 El swing trading está a caballo entre el scalping/intradía y una estrategia de más largo plazo, como es la value. Es una estrategia de medio plazo que “permite hacer operaciones que pueden durar de varios días a varios meses”, reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. (Ver: El Swing Trading que hacemos en Estrategias)

Dentro de las jornadas de Trading Room - y bajo el nombre “Swing Trading en renta variable con estrategias de momento” – el experto reconoce que para medir los momentos en los que invertir es necesario tener en cuenta dos variables: momento y economía. En esta última nos fijaremos en los datos de PMI – por encima de 50 – en tanto que para fijar la situación de los mercados, los precios también tienen que estar en un momento positivo. Cuando estas dos variables coincidan: será el momento de tener un 100% de exposición a mercado.

Una posición que habrá que ir graduando según datos de PMI o precios vayan decreciendo, llegando a una situación en la que la mayoría de empresas tengan una situación difícil en el ámbito económico con la mayoría de índices en momento negativo en precio, momento para ponerse corto.  Pero ¿qué tenemos a día de hoy? Ruiz reconoce que la foto que tenemos es la de unos índices de gestores de compra que cotizan por debajo de 50 con unos mercados en situación negativa. La posición que tendríamos que tener es el 0% de exposición a renta variable o los bajistas tener un 100%.

¿Cómo hacer la cartera en base a este tipo de referencias? Mediante la estrategia selectiva que nos hace invertir sólo cuando las condiciones son óptimas. Teniendo en cuenta que:

1) Cuando tengamos un índice que evolucione muy bien pero que la variable del ciclo, PMI, la contradiga, lo descartamos.
2) Cuando tengamos un índice que vaya fatal pero la variable económica se encuentre por encima de 50, lo descartamos.

¿Conclusión? Nos quedarán los índices que tengan un momento total rápido positivo con datos económicos por encima de 50. Ahí buscaremos oportunidades y además seleccionaremos aquellos índices que se encuentran cayendo con un momento negativo en precios y en economías en zona de contracción. Dividimos el capital en dos y, a su vez, lo distribuimos entre los índices. La línea que nos sale tiene menos altibajos y hasta incluso el drawdown es mucho más limitado.

Hoy no tenemos ningún índice ni economía que estén momento positivo de forma conjunta por lo que automáticamente el 50% del capital queda en liquidez. “Hay economías, como la alemana o de Estados Unidos, que presentan momento macro negativo pero en precios positivos. Como no están alineados, 0% en cada índice. Economía de Reino Unido que tiene buen momento económico pero negativo en precios, no están alineada”. ¿Dónde están alineados? Economía italiana, española y la francesa. El 50% del capital que destinamos es para ponernos cortos, lo dividimos el 16.6% entre Ibex35, MIb30 y CAC-40.

Puede ver el resto de las ponencias del Trading Room en Streaming en el espacio para suscriptoreso preguntar a los ponentes  través de Twitter con el hagstag #TR2013