Los futuros del West Texas suben más de un 1% y han llegado a tocar hoy un máximo de 103,57 dólares el barril, su nivel más alto desde septiembre de 2008.

El Brent, por su parte, avanza un 0,75% hasta los 115,65 dólares por barril, pero ha marcado un máximo en la sesión de 116,30 puntos.