El precio del dinero repunta hasta el 1,75% y responde a los intentos del Banco Nacional de Suecia de contener la inflación cerca del objetivo marcado del 2%.

De este modo, Suecia ha anunciado esta mañana la subida del 0,25% de los tipos de interés que coloca su tasa en el 1,75%. Además de contener la inflación en el entorno del 2%, Suecia trata de evitar un recorte masivo de recursos demasiado alto en un futuro próximo.