El Gobierno ha aprobado la subida del IRPF y el IBI de forma temporal y progresiva para 2012 y 2013.
En materia de impuestos, el Gobierno ha aprobado la subida del IRPF y el IBI de forma temporal y progresiva para 2012 y 2013. En el IRPF la cuota estatal sube en una escala del 0,75% para el primer nivel de renta hasta el 7% en el nivel más elevado, a partir de 300.000 euros de base liquidable. Además, ha aprobado un incremento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBE) para los dos próximos años que afectará a las viviendas que se sitúen por encima del valor medio.

Según Cristobal Montoro, se ha optado por la subida del IBI en vez del IVA, porque "entendemos menos dañino para el crecimiento de España. Hemos buscado las razones de neutralidad económica".