La pérdida de STMicroelectronics en el segundo trimestre se redujo por la fortaleza de las ventas, en un entorno de descenso de la demanda de productos tecnológicos en Europa. La compañía prevé ingresos en el tercer trimestre por encima de las previsiones de los analistas. El fabricante de microprocesadores, uno de los más importantes de Europa, registró una pérdida neta de 47 millones de euros, 5 centavos por acción, frente a la pérdida neta de 758 millones, 84 centavos por acción, del año anterior.
Sin contabilizar una dotación bruta de 224 millones de euros y los cargos por reestructuración, el grupo registró un beneficio por acción de 18 centavos. Los ingresos cayeron un 1,1% a 2.390 millones de euros, ya que el grupo escindió su división de memorias flash para incorporarla a la sociedad conjunta Numonyx con Intel Corp. Sin contabilizar esta división, los ingresos aumentaron un 15%.