La agencia de calificación Standard & Poor's no ha dejado pasar por alto la complicada situación de la deuda griega ni los rumores de posible reestructuración de ésta, por lo que ha rebajado su rating.

En concreto, Standard & Poor's ha bajado la nota de calidad crediticia de Grecia desde BB- a B con perspectiva negativa, lo que apunta a posibles rebajas futuras.

Recordemos que a finales de abril la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's recortó el rating a largo plazo de la deuda soberana de Grecia a BB+ desde BBB+, con una perspectiva negativa. De este modo, los bonos del país heleno perdieron el estatus de "inversión" y para pasar a ser un activo de alto riesgo, lo que en el mercado se conoce como bono "basura".