La proveedora de telefonía inalámbrica Sprint Nextel ha informado de que ha cancelado una venta de acciones convertibles preferentes por US$3.000 millones, con la que buscaba reducir su nivel de deuda, debido a que no le agradó el precio establecido para el acuerdo. El vocero Bill White dijo que el interés que la compañía pagaría por el financiamiento -se esperaba que incluya un cupón de entre el 4,75% y el 5,25%- no era atractivo, y Sprint finalmente decidió que no necesitaba el dinero lo suficiente como para seguir adelante con el acuerdo.