Spanair estaría estudiando la viabilidad de sus actuales siete bases operativas --Madrid, Barcelona, Las Palmas, Tenerife, Bilbao, Palma de Mallorca y Málaga-- debido a los elevados costes de mantenimiento y podría optar por mantener sólo las de los aeropuertos de Barajas y El Prat, según señalaron fuentes del Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Líneas Aéreas (Sitcpla). Así, la aerolínea, que cuenta además con un centro de trabajo en Alicante, podría estudiar el cierre de las bases de Las Palmas, Tenerife, Bilbao, Palma de Mallorca y Málaga. "Está estudiando la viabilidad de las bases pero es muy posible que solamente deje Madrid y Barcelona", recalcaron desde Sitcpla-Spanair.