Las agencias de calificación crediticia Standard & Poors y Moodys han expresado su total disposición a mantener un diálogo constructivo con la Comisión Europea con el fin de aclarar su actuación en la detección de la crisis de los mercados financieros. Las dos agencias respondían de esta forma al anuncio realizado ayer por Bruselas de que investigará la actuación y posibles responsabilidades de las agencias de calificación crediticia ante su lenta reacción a las señales de crisis de los mercados financieros.
En concreto, Moody s expresó su compromiso para continuar el diálogo con los reguladores y legisladores para mejorar la comprensión del papel de las agencias de calificación en el mercado, indicó a Europa Press el responsable de gestión de Moodys, Frederic Drevon. "Moody s está comprometida a continuar el diálogo constructivo que ha mantenido con los reguladores y legisladores para mejorar la comprensión global del mercado de financiación estructurada, los diferentes actores del sector y el papel de los ratings y de las agencias de calificación en el mercado", afirmó Drevon. S&P no hace valoración Por su parte, la agencia de calificación Standard & Poors declinó hacer valoración alguna respecto a los comentarios de la Comisión Europea (CE) e indicó a Europa Press que la entidad participa ya en la revisión de los ratings sobre productos estructurados anunciada por el Comité de Reguladores Europeos de Valores (CESR por sus siglas en ingles). El CESR proporciona asesoramiento técnico a la CE especialmente en la preparación de anteproyectos normativos y medidas en el marco de las directivas comunitarias en el campo de los valores financieros.