La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's se ha defendido de las acusaciones de Berlusconi alegando que la rebaja de la nota de Italia está basada "en un análisis detallado e independiente de las perspectivas económicas y fiscales de Italia" y ha sido una decisión "apolítica".

Silvio Berlusconi, el primer ministro italiano, aseguraba este martes que la rebaja de la calificación se había basado en "consideraciones políticas", según informa el diario 'La Repúbblica'.

Berlusconi ha afirmado que la decisión de la agencia de S&P parecía dictada "más por las informaciones de los periódicos que por la realidad", y ha destacado que parecían influidas "negativamente" por intereses políticos.

No obstante, la agencia ha destacado que la decisión de rebajar la nota se basa en las perspectivas de riesgo de crédito "que se aportan a los inversores".

Por su parte, el mandatario ha defendido su plan de ajuste de más de 54.000 millones de euros, poniendo su confianza en las expectativas de crecimiento de la economía transalpina.