Llueven las críticas desde el Ejecutivo italiano por la rebaja de calificación a su economía por parte de la agencia Standard & Poor's y es que les ha pillado por sorpresa. Con lo que sí contaban, y por el momento no se ha producido, era con la rebaja de Moody´s -ya anunciada- pero a la que su colega de profesión ha adelantado por la derecha.

El Gobierno italiano afirmó hoy que las conclusiones de la agencia de medición de riesgos Standard & Poor's (S&P), que rebajó en un escalón la calificación de la deuda soberana de Italia, están dictadas por lo que cuentan los periódicos y no se basan en la realidad.

"Las evaluaciones de Standard & Poor's parecen más dictadas por lo que cuentan los periódicos que por la realidad y están influenciadas por consideraciones políticas", señaló el ejecutivo de Silvio Berlusconi en un comunicado.