La intención es, según la agencia americana,  hacer más "transparentes" las calificaciones.
Standard & Poor"s (S&P) ha anunciado su intención de revisar la metodología que emplea para calificar al sector bancario. Esto podría tener un impacto negativo en forma de rebaja de calificación a largo plazo de hasta un escalón. Pretenden centrar los análisis de beneficios de un banco en su capacidad para proteger el capital y cubrir pérdidas.

Esta noticia ha caído como un jarro de agua fría en las financieras mundiales. La cotización de los grandes bancos europeos y estadounidenses se congela.

Con todo ello, en Wells Fargo cede un 0,40% y Goldman Sachs un 0,20%  y Morgan Stanley un 0,14%.

En Europa, Deutsche Bank cede un 0,16% en el Xetra germano y BNP Paribas un 1,45% en la bolsa de París.

Caso especial son los bancos españoles, que hoy reciben una doble bofetada, por las intenciones de S&P y por el aumento de la prima de riesgo española. BBVA cae un 1,85% y Santander un 1,62%.