La agencia crediticia ha reducido el rating de la compañía finesa desde A- a BBB+ y la ha colocado en vigilancia negativa, “CreditWatch”.

El rating está tres niveles por encima de grado especulativo. Es el segundo recorte de rating para el fabricante de móviles finlandés esta semana, después de que Fitch redujera el 7 de junio su recomendación sobre Nokia al nivel más bajo de inversión.

"Nokia informará probablemente de unos resultados más débiles en 2011 de lo que esperábamos” han dicho analistas como Matthias Raab. Unas ventas inesperadas y la alerta sobre el beneficio han sido las causas de la reducción de las estimaciones de ventas, para una disminución del 10% de los ingresos de la compañía, según informa Bloomberg.

“La rebaja en la calificación no tendrá un impacto material en los costes de financiación de la empresa” ha declarado el portavoz de Nokia, James Etheridge, en un comunicado por correo electrónico. S&P ha dicho dijo que la posición de liquidez "excepcional" de Nokia puede más que cubrir sus necesidades para el futuro próximo.

"Tenemos los activos, tenemos la innovación ", ha declarado el consejero delegado de Nokia, Stephen Elop hoy en Londres. "Cuando pasas por nuestros laboratorios y centros de recursos, cuando ves lo que está disponible y dices: ¡oh! si pudiéramos hacerlo más rápido y trabajar mejor, podríamos hacerlo muy bien” ha añadido.

Las acciones de Nokia suman un 1,28% y alcanza los 6,31 dólares.