La agencia de calificación crediticia Standard & Poors ha rebajado en tres escalones el rating de los bancos griegos NBG, EFG, Alpha y Piraeus, desde B hasta CCC, con perspectiva negativa.

La semana pasada S&P rebajó la calificación de la deuda griega hasta la misma categoría, CCC, cercana a la insolvencia, según informó la agencia en un comunicado.
 
La firma, que con esta decisión da por finalizado el proceso de revisión para una posible rebaja de la nota de los cuatro bancos, señala que la calificación CCC refleja su opinión de que el riesgo de un default en los próximos doce meses se ha incrementado de forma significativa.

Además, Moody´s ha puesto bajo vigilancia a los Société Générale, Credit Agricole y BNP Paribas por su exposición a la deuda griega. La vigilancia se centrará esencialmente en su deuda a largo plazo y en sus depósitos, indicó Moody's en un comunicado.