La agencia amricana considera un escenario en el que a Brasil se le abre la puerta a un mejora de su calificación.
La agencia de calificación S&P consideraría apropiado mejorar la calificación de Brasil si se mantienen las políticas fiscales responsables, la inflación controlada y el crecimiento económico.