Las firmas de inversión de capital privado tal vez no se encuentren en un estado tan frágil como en el que aparentan, incluso pese a que la mayoría de ellas parece estar en un estado de supervivencia, según un informe de Standard & Poor's.  Las firmas se han visto afectadas por la crisis financiera y la recesión ha dificultado la obtención de ganancias en los mercados accionarios y de deuda.  Sin embargo, S&P indicó el miércoles que las calificaciones crediticias de las firmas de capital privado probablemente se beneficiarán de la estructuras de las carteras de deuda de las firmas, que tienen largos plazos de vencimiento.
Además, los mercados que se hallan bajo presión ofrecen oportunidades para lograr rendimientos y crecimiento futuros.  "A pesar de nuestros panoramas negativos para algunas de ellas en nuestro universo de calificaciones, creemos que la mayoría de la firmas de capital privado se sostendrán a medida que la economía se estabiliza y comienza a recuperarse en algún momento del 2010", afirmó Chris Cary, analista de créditos de Standard & Poor's.

Los esfuerzos relacionados a la gestión de cartera, como el ajuste de la estructura de capital y los niveles de apalancamiento para que se acoplen a las condiciones, así como la extensión de los plazos en acuerdos existentes, sirven de gran ayuda para las compañías en la cartera y las firmas de inversión de capital privado propietarias de estas, señaló S&P.

La agencia de calificación destacó además que el Plan de Financiación de Inversión Público-Privada del Departamento del Tesoro, destinado a comprar activos tóxicos de los bancos, probablemente reanime la confianza de los inversionistas y posiblemente genere rendimientos favorables para las firmas de inversión de capital privado.