La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha elevado de "estable" a "positiva" la perspectiva de Sol Meliá en reconocimiento a la mejora de sus resultados económicos registrada en los últimos años, así como a su política de reducción de deuda. De esta forma, la calificación crediticia de Sol Meliá se sitúa en "BB+" con perspectiva positiva, "lo que supone un posible paso previo a la concesión de un rating de "BBB-".