La agencia de calificiación crediticia Standard & Poor’s (S&P) revisa la calificación crediticia de Endesa a largo plazo de 'BBB' perspectiva positiva a 'BBB+' perspectiva estable, al tiempo que mantiene la calificación crediticia de Endesa a corto plazo en “A-2”.

La agencia estadounidense sitúa el rating de la eléctrica española en el largo plazo tres escalones por encima del bono basura, mientras que en el corto plazo el rating sólo dos escalones por encima de calidad superior 'A-1' y 'A-1+'. 

S&P elevó este miércoles la nota corporativa a largo plazo de la compañía energética italiano Enel, principal accionista de Endesa con el 70,1% de los títulos,de aprobado a aprobado alto y mantuvo su nota a corto plazo en notable bajo. Al mismo tiempo, mejoró la calificación sobre la deuda senior no asegurada del grupo de aprobado a aprobado alto, y la de deuda subordinada de bono basura a aprobado bajo, según recoge Servimedia. 

Las acciones de Endesa se revalorizan un 0,65% este jueves en el Ibex 35, que sube también un 0,4% en línea con el resto de plazas europeas. En el acumulado del año Endesa cae un 5,74% en el parqué, con una rentabilidad por dividendo del 7,06%.